Isótopos estables II

Hector Bolivar  (II)Fraccionamiento isotópico. Anteriormente hice una brevísima introducción a los isótopos estables. Comenté que podemos saber de dónde procede un conjunto de moléculas orgánicas, un tipo de aminoácidos por ejemplo, a partir de la distribución que tenga de isótopos. ¿Pero cómo nos llevan los isótopos estables del carbono (por ejemplo) a saber de dónde procede este? los vegetales tienen dos tipos principales de metabolismo y se dividen en C3 o C4, sin entrar en detalles podemos afirmar que los vegetales C3 son propios de climas húmedos y los C4 de climas áridos. Al vivir en distintos climas el vegetal C4 debe ahorrar agua y mantener sus estomas cerrados la mayor parte del día, esto lo logran acumulando dióxido de carbono (normalmente durante la noche) que luego usarán en la fotosíntesis. El hecho de que exista una pequeña diferencia de peso entre el carbono 12 y el carbono 13 supone que la velocidad de las reacciones químicas en las que participa el carbono variará ligeramente, favoreciéndose el isótopo ligero (12C) frente al pesado por que el ligero se moverá más rápido. Este fenómeno se conoce con el nombre de fraccionamiento isotópico. Pensando en los metabolismos de las plantas, las plantas C3, que toman el dióxido de carbono directamente de las atmósfera tenderán a incorporar más átomos de carbono ligero, 12C que de carbono pesado, 13C, por que la reacción del isótopo ligero es más rápida. Las plantas C4 como recogen el dióxido de carbono “por lotes” no tienen este fenómeno de discriminación tan marcado, es decir, la distribución de los isótopos en los átomos de carbono que toman del aire son más parecidos a la composición original del aire que los de las plantas C3. Dado que ya sabemos que los vegetales C3 tienen menos carbono pesado 13C que los vegetales C4 en sus tejidos, si disponemos de una muestra de tejido vegetal y queremos saber si es C3 o C4, tan sólo tenemos que contar y pesar átomos. Lo explicaremos en las próximas entradas.

Héctor Bolívar Sanz

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ecología y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Isótopos estables II

  1. Pingback: Isótopos Estables III | Evolución y Prehistoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s